El diésel se postula como la opción más eficiente

Las ventas de lo vehículos híbridos diésel se dispararon durante el pasado mes de abril un 1.374 % con respecto al mes anterior y un 563% con respecto al primer cuatrimestre del 2018, según informes de la Anfac (Asociación Nacional de fabricatente de automóviles y camiones). Estos datos nos permiten afirmar que en lo que respecta a los vehículos diésel, la opción híbrida parece estar ganando la batalla frente a la de gasolina.

El nuevo diésel

Y es que, según parece, las circunstancias pueden estar cambiando. Siendo conscientes de la necesidad de establecer un compromiso real con el medio ambiente y de reducir las emisiones contaminantes, todos (industria y administraciones) debemos de saber que el enemigo a batir no es el diésel sino la mala calidad del aire y el cambio climático.

Otro error es confinar la eficiencia del nuevo diésel y los avances de la tecnología en el sector del automóvil. O no se conocen los beneficios o se pretende ignorarlos.  Pero la realidad muestra que la nueva tecnología diésel que ahora se vende, con los motores Euro6, supera con creces pruebas de homologación mucho más exigentes: han reducido sus emisiones contaminantes en un 84% respecto a la de sus iguales de hace una década.

Esta circunstancia nos hace plantearnos la siguiente cuestión. Si el 80 % de la contaminación de las ciudades viene causada por el 20% del parque automovilístico español que aún usa modelos de combustión antiguos, rejuvecener este parque sí lograría un impacto medido e inmediato.

Tecnología semihíbrida

Y aquí es donde aparece el nuevo elemento que contribuiría a tal rejuvenecimiento: la llegada de la nueva oleda de motores semihíbridos, también conocidos como mild hybrid o nueva generación de semihíbridos 2.0; motores amparados por la etiqueta ECO, con emisiones cada vez más reducidas, menos consumo y menor precio de compra.

Este panorama favorecerá que el diésel se sitúe como la opción más eficiente.

 

 

Pero, ¿qué es un coche con tecnología semihíbrida?

Un coche semihíbrido mantiene cierta relación con el concepto que ya conocíamos de híbrido pero su aplicación es distinta ya que el primero busca asistir al motor de combustión interna, de manera que nunca podrá impulsar al vehículo por sí solo, convirtiéndose así en la principal diferencia con respecto al vehículo híbrido.

Los nuevos semihíbridos, de acuerdo a lo anunciado por uno de sus fabricantes, se aplicarán tanto a motores diésel como de gasolina pero serán estos últimos los que más se beneficiarán de este sistema y ofrecerán una mayor eficiencia: el componente eléctrico será más protagonista, con hasta 30 kw de potencia eléctrica (ahora se mueven en torno a los 12kw), una reducción de emisiones de CO2 del 20% y suficiente capacidad capaz de impulsar al vehículo, en modo eléctrico, hasta los 90 km/h.

 

Apuesta por TDM y por la opción más eficiente

 

 

El remanufacturado, la industria verde de la automoción
PREVIOUS POST
El diésel se postula como la opción más eficiente
NEXT POST

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *